investigación

La carta robada

La carta robada En París, poco después del anochecer de una tarde de fuertes vientos del otoño de 18. . . , disfrutaba yo del doble lujo de la meditación y de una pipa de espuma de mar, en compañía de mi amigo, C. Auguste Dupin, en su pequeña biblioteca privada del cuarto de atrás, au troisième, No. ... Sigue leyendo "La carta robada"