La Mancarita





La Mancarita

En las mitológicas montañas del oriente de Colombia vaga el espectro fantástico de la Mancarlta; una mujer salvaje, hermosa, alta, fuerte, ágil, audaz y belicosa. La misteriosa Mancarita tiene cabellos largos, rubios, ondulados, rizados y descuelgan hasta su cintura.

 

Luce una corona de estrellas espirituales y una guirnalda de laurel y de roseta Su rostro es rojizo y en él resaltan sus enormes luceros azules; su nariz es chata; sus labios son negros, sus dientes son blancos y su lengua es roja y retorcida, Su cuerpo es esbelto; en su tórax tiene un solo seno, rosado, sensual y voluptuoso. Su desnudes púdica está velada por seda transparente; parece una ninfa en un acuario cristalino. Sus piernas se asemejan a dos palmeras y sus pies descalzos están volteados hacia atrás. Sus brazos luminosos están cubiertos con vellos de oro; sus manos son doradas, grandes y sus dedos de pianista cósmico, se prolongan en inmensas uñas.

 

La Mancarita es "hija del día y de la noche". Ama los "sonidos del silencio" y cuando los intrusos gritan en aquellos paraísos, ella les remeda las últimas palabras, resonando su voz lejana y eterna. Su voz "es lo único vivo que permanece en ella" y al repetir varios sonidos da la impresión de extinguirse y de agonizar duplicando el eco.

Los aventureros, monteros y campesinos, califican a la Mancarita de mentirosa, chismosa y cizañera, porque al iterar sus palabras las distorsiona parecen débiles y confusas. Los pobladores de aquellos edenes, le imputan a la Mancarita, la hechicería, el extravío de humanos y de perros de cacería en las entrañas de los bosques, Para protestar la Mancarita por las injurias, las calumnias, los dicterios e improperios, los adormece con su propio eco. Si reinciden en lastimar su honra grita y se queja lúgubre.

 

Pero si insisten en mancillar su reputación, la Mancarita muestra su ascendencia divina y ejerce sus poderes sobrenaturales: desencadena huracanes, granizos, borrascas e inundaciones, aumenta el caudal de los ríos y cambia su cauce. Estando furiosa la Mancarita "une el cielo y la tierra con el rayo" con "el arma del dios del firmamento". Entonces desata lluvia de meteoritos, trueños y centellas, encendiendo el fuego celeste.

 

Estando poseída por la ira la Mancarita vuela en un inmenso Cóndor de los Andes y se sienta en una nube; desde su trono níveo y grisáceo, produce tempestades, destruye sembrados y desgaja árboles. Cuando La Mancarita se va calmando desciende envuelta en llamas y con el zumo de su seno prodigioso, fertiliza la tierra, Luego aún levitando baila con los espíritus invisibles del aire y entona cantos maravillosos e himnos angelicales. Después La Mancarita aterriza y controla los fenómenos acústicos de los vivos y de los muertos. Ella prefiere "el canto silencioso del cisne" para poder concentrarse en conducir almas de las criaturas del reino animal y vegetal hacia los bosques celestiales en donde reina la paz y el silencio.



  • leyenda la mancarita
  • leyenda de la mancarita
  • la mancarita leyenda
  • mancarita
  • la mancarita

  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
1 Comentario en La Mancarita
Deja tu comentario
Tu Comentario