Historias De Dioses I





Pariacara castiga a los hombres

Pariacara Castiga a los Hombres 

Después que Huathiacuri se casó con la hija del hom­bre rico que se hacía pasar por dios, se abrieron los cinco huevos de la montaña de Condorcoto. Uno de ellos contenía a Pariacara, el verdadero padre y creador de todas las cosas.

 

De los cinco huevos salieron cinco halcones que luego se convirtieron en hombres. Estos hombres tenían po­deres mágicos. Lo primero que hicieron fue acabar con el hombre rico que se hacía pasar por dios. Pariacara y sus compañeros provocaron una gran tormenta que hizo arrastrar las aguas del mar, hasta acabar con la casa y los bienes del impostor. La casa se encontraba entre dos montañas muy altas, Vicocha y Llantapa, entre las cuales corre el rio Pachacamac.

 

Pariacara quería hacer cosas extraordinarias para que se le reconociera como creador. Pero nadie lo conocía, sólo le rendían culto a Huallallo Gariuncho. Entonces decidió retarlo para quitarle el trono.

 

Por el camino de Condorcoto se iba al lugar donde vivía . Huallallo, un pueblo que hoy se conoce como Santa María de Jesús de Huarochiri. Antes de llegar allí, se encontraba un pueblo llamado Huagaihusa, donde los hombres celebraban una fiesta. Pariacara se sentó discretamente al lado de unos hombres que bebían chicha, Estos estaban tan concentrados en su conversación que no se les ocurrió invitarlo a beber. Sólo una mujer tuvo la amabilidad de ofrecerle chicha. Pariacara recibió la bebida dando las gracias y diciéndole estas palabras:

 

—Esta acción que acabas de realizar es muy importan­te porque dentro de cinco días ocurrirán cosas maravillosas en este lugar. Ninguno de sus habitantes quedará con vida, debido al desprecio que me han manifestado. Dentro de cinco días debes ir a un lugar seguro, junto con tus hijos. Así te salvarás de correr la misma suerte que ellos. No debes contarle el secreto a nadie porque si lo haces… morirás como todos.

 

La mujer le hizo la venia al dios y a los cinco días se pre­paró para partir con sus parientes. Los demás habitantes continuaron bebiendo, sin darse cuenta de lo ocurrido.

 

Pariacara, muy enojado, se había subido al cerro de Matroco, cercano al pueblo de Huarochiri.

 

A los cinco días, tal como lo había anunciado, empezó a caer gran cantidad de lluvia. Los mares y los ríos se llenaron hasta desbordarse e inundar la Tierra. Gran can­tidad de granizo caía golpeando la hierba frágil. Piedras á verdes y amarillas empujaron al pueblo hacía el mar.

 

El recuerdo de aquel diluvio aún permanece en la memoria de los hombres de Huarochiri, quienes descienden de la mujer que tuvo la amabilidad de ofrecerle un trago de chicha a Pariacara.



  • historias de los dioses
  • fabulas extraordinarias
  • cuentos de dioses
  • fabulas hondureñas
  • historias de dioses

  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
1 Comentario en Historias De Dioses I
  1. karla med dice:

    no encuentro nada!!!!!!!!!!!!

Deja tu comentario
Tu Comentario