Juan

JUAN SOLDADO

Erase un mozo solariego, sin casa ni canastilla, al que tocó ¡a suerte de soldado. Cumplió su tiempo, que fue ocho años, y se volvió a reenganchar por otros ocho, y después por otros tan­tos. Cuando hubo cumplido éstos últimos ya era viejo y no ser­vía ni para ranchero, por lo que le licenciaron, ... Sigue leyendo "JUAN SOLDADO"