fabula de serpientes

Fábula el labrador y la víbora

Llegado el invierno, un labrador encontró una víbora helada por el frío. Apiadado de ella, la recogió y la guar­dó en su pecho. Reanimada por el calor, la víbora re­cobró sus sentidos y mató a su bienhechor, el cual, sin­tiéndose morir, exclamó: —¡Bien me lo merezco por haberme compadecido de un ser malvado! ... Sigue leyendo "Fábula el labrador y la víbora"