Fábula el hombre y la estatua

Un pobre tenía una estatuita de un dios, al que su­plicaba que le diera la fortuna; pero como su miseria no hacía más que aumentar, le golpeó contra la pared. Rompiendo la cabeza del dios, encontrando monedas de oro. El hombre las recogió y exclamó: —Por lo que veo, cuando te adoraba, no me has ayudado, y ahora que acabo de tirarte, me contestas con riqueza.   Moraleja: Enseña esta […]

Seguir Leyendo →

Fábula el hombre y el león de oro

Un avaro encontró un león de oro, y empezó a decir: —¿Qué hacer en este ocasión? El miedo me paraliza mi razón; quiero el oro, y temo la obra hecha con oro;  ¿Qué haré para tenerla en mis manos? Volveré con mis esclavos para coger el león, mientras yo miro desde lejos. Moraleja: habla esta fábula de los ricos que no se atreve ni a tocar sus tesoros, ni a […]

Seguir Leyendo →

Fábula la rana galeno y la zorra

Gritaba un día una rana desde un pantano a todos los animales: —¡Soy médico y conozco los remedios! La oyó una zorra y exclamó: —¿Cómo podrás salvar a los demás cuando tú misma cojeas y no te curas? Moraleja: Esta fábula enseña que aquel que no ha sido bien instruido, no puede instruir bien a los otros.

Seguir Leyendo →

Fábula la cabra y el cabrero

Llamaba un cabrero a sus cabras para llevarlas al es­tablo. Una de ellas se detuvo sin duda ante un ripio de pasto, y el cabrero le lanzó una piedra, con tan buena punte­ría que le rompió un cuerno. Entonces el cabrero supli­có a la cabra que no se lo dijera al amo; a lo que ella respondió: —¡Quisiera yo guardar silencio y no podría! Bien a la vista está mi […]

Seguir Leyendo →

Fábula el negro

Un hombre compró un negro, imaginándose que su co­lor provenía del descuido de su anterior propietario. Una vez en su casa, intentó toda clase de lavados para blanquearlo, pero no pudo cambiar su color y acabó por poner en­fermo al negro a fuerza de cuidados.   Moraleja: Muestra esta fábula que lo natural subsiste tal como se nos aparece la primera vez.

Seguir Leyendo →

Fábula el gallo y la comadreja

Una comadreja atrapo un gallo y quiso presen­tar una razón convincente para poder comérselo. Primero lo acusó de importunar a los hombres y de impedirles dormir cantando de noche; él ga­llo se defendió diciendo que lo hacía para serles útiles, y los desper­taba para recordarles sus trabajos cotidianos. Entonces la comadreja le impuso otra acusación: por las relaciones que te­nía con su madre y sus hermanas; respondió el gallo que […]

Seguir Leyendo →

Fábula el ruiseñor y la golondrina

La golondrina invitaba al ruiseñor a poner su nido ba­jo el techó de los seres humanos y a vivir con ellos como ella lo hacia. El Ruiseñor le respondió: —No quiero revivir el recuerdo de mis antiguos ma­les, y por eso vivo en los lugares apartados. Moraleja Enseña esta fábula que el hombre dolido por un mal golpe del destino desea huir del sitio donde le ocurrió este mala pasada.

Seguir Leyendo →

Fábula la zorra y la pantera

Discutían la zorra y la pantera sobre su belleza. La pantera se sentía extraordinariamente orgullosa por la variedad de su piel. La zorra tomó la palabra y dijo: —¡Mucho más hermosa soy yo que tú, no de cuerpo, sino de espíritu! Moraleja: Enseña esta fábula que es mejor un espíritu noble sobe la belleza del cuerpo.

Seguir Leyendo →

Fábula la zorra y el perro

Entró una zorra en un rebaño de corderos y, arri­mo un corderillo a su pecho, fingiendo que lo acariciaba. Un perro le pregunto: —¿Qué estás haciendo? — Le acaricio y juego con él. —¡Es mejor que la sueltes en seguida, si no quieres conocer las caricias de un perro!   Moraleja: Esta fábula aplica al ladrón sin capacidades.

Seguir Leyendo →

Fábula la zorra y el cocodrilo

Discutían la zorra y el cocodrilo por quien era mas noble. Habló por un largo rato el cocodrilo del estatus de sus antepasados,y finalizo diciendo que sus padres habían sido guardianes del gim­nasio.     —No necesitas decirlo—replicó la Zorra—; tu piel habla por si sola, que desde hace años te dedicas a los ejercicios gimnásticos. Moraleja: Sucede lo mismo entre los hombres: los hechos des­mienten a los mentirosos.

Seguir Leyendo →