Fábula el hombre y la estatua





Un pobre tenía una estatuita de un dios, al que su­plicaba que le diera la fortuna; pero como su miseria no hacía más que aumentar, le golpeó contra la pared. Rompiendo la cabeza del dios, encontrando monedas de oro. El hombre las recogió y exclamó:

—Por lo que veo, cuando te adoraba, no me has ayudado, y ahora que acabo de tirarte, me contestas con riqueza.

Fabula el hombre y la estatua

 

Moraleja:

Enseña esta fábula que nada adelantamos honrando a un malvado, que se puede lograr más castigándole.



Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario