El Ribereño





El Ribiel o Ribereño

En las orillas de los ríos caudalosos y en tas costas de los mares de Colombia asecha a los pescadores, bañistas y buceadores, el Ribiel o Ribereño; un monstruo fantástico que tiene extremidades y cuerpo de enano, cota de caimán, cabeza de pez y mandíbulas de tiburón.

 

La mente del Ribiel o Ribereño, está posesa por la ferocidad del oso, del saurio, del León y del Tigre. Su psiquismo es conflictivo se debate moralmente entre alma humana y espíritu animal. A veces el Ribiel o Ribereño se viste y se relaciona con las gentes folclóricas, quienes creen que es un pigmeo disfrazado. Entonces con voz de ultra tumba el Ribiel o Ribereño, pide licor, helado o dulce. Aprovecha la acogida, la curiosidad e Ingenuidad de los niños y furtivamente los lleva a las aguas turbulentas y los devora sin piedad. Luego se sumerge a las profundidades tenebrosas y continúa calmando su apetito insaciable con cangrejos, pulpos, moluscos, camarones y peces.

 

Otra vez emerge y sale al borde del río o al litoral y vigila como una hiena perversa, cruel y carroñera a las víctimas que se va a tragar. Después de alimentarse el Ribiel o Ribereño, yace en la arena y se extasía viendo volar bandadas de aves de múltiples colores. Cundo regresa a la corriente o al piélago, contempla su horrible figura y llora como un cocodrilo hipócrita para atraer a sus presas. Pronto se echa al agua a nadar hasta que vuelve a atacar con la voracidad de un escuálido o de un saurio.

 

Los únicos objetos que aterrorizan al Ribiel o Ribereño son los grandes anzuelos, arpones y redes de metal, pues es consciente que lo quieren pescar.



  • el riviel
  • riviel o ribereño
  • el ribereño leyenda
  • el ribereño
  • el riviel o ribereño

  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario